Tipos de aceite de oliva

Aceituna de la variedad Cornicabra aún en el olivo.

La aceituna Cornicabra es una variedad originaria de Mora de Toledo. Fundamentalmente su área de cultivo se encuentra en Ciudad Real, Madrid y Toledo pero también puede encontrarse en Badajoz y Cáceres.

Es la segunda variedad española en cuanto a superficie cultivada y la tercera en cuanto a producción de aceituna. Tanto la oliva como el aceite que se obtiene a partir de ella, son la variedad principal de la Denominación de Origen de los Montes de Toledo, con la que ganaron varias medallas de oro en la categoría de aceite afrutado intenso.

Recibe el nombre de “Cornicabra” por la peculiar forma curvada de su fruto que se asemeja a un cuerno. Dependiendo de la zona puede variar el nombre; Cornal, Cornezuelo, Cabrilla, etc.

En cuanto al árbol del olivo -también llamado oliva en Castilla la Mancha- a pesar de ser mediterráneo destaca por su gran resistencia a heladas, fríos intensos y sequías, lo que la convierte en la variedad más apropiada para el clima continental. Aún así, no es el más utilizado para nuevas plantaciones en terrenos secos. La floración y la maduración de los frutos es tardía, suele darse entre octubre y enero. Por otro lado, es difícil recolectar de forma mecánica los frutos porque son muy resistentes al desprendimiento y por tanto no es muy común en aceites de gran producción, normalmente la aceituna cornicabra es utilizada por productores de aceite más artesano.

 

Los aceites que se obtienen de aceituna Cornicabra

Son aceites afrutados y aromáticos, de amargo y picante medio. Su sabor encuentra el equilibrio entre el dulce a la entrada, el amargo a hojas verdes y el picante. Son aceites estables gracias a su alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados y polifenoles.

La aceituna cornicabra una de las variedades con mejores propiedades -culinarias y para el organismo-, por ello es muy apreciada por expertos en aceite y por especialistas de la salud. Para elaborar un aceite de calidad hay que recoger la aceituna cuando tiene un color violáceo intenso que significa que ha culminado la maduración.

El aceite cornicabra es ideal para degustar en crudo, en ensaladas o tostadas, pero también lo es para cocinar guisos, frituras, etc. Gracias a su estabilidad, el calor no lo deteriora tan fácilmente y no desprende humos u olores fuertes al alcanzar temperatura.

Ahora que ya conocéis mejor el aceite cornicabra, animamos a probarlo a todos aquellos que todavía no lo conocen. ¡Estamos seguros de que les encantará!

Newsletter Cornicabra

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest