aove

Cuando hablamos de AOVE nos referimos a  “Aceite de Oliva Virgen Extra”. Conocido también en el mundo anglosajón como EVOO “Extra Virgin Olive Oil”. Parece sencillo, pero detrás de la palabra se esconde mucho más. Hoy en día podemos encontrar asociaciones que divulgan las bondades del AOVE como pilar básico en la dieta mediterránea, como por ejemplo AODE “Asociación de Oleoturismo de Extremadura”, nacida en abril de este mismo año.

¿Qué diferencia el AOVE de otros tipos de aceite?

Bien, puede haber aceites de oliva de infinitas variedades y de calidades muy distintas.

El primero -de mayor calidad- sería el AOVE que es el zumo puro de la aceituna. Decimos puro porque no se le añaden aditivos ni refinados. Además, es extraído bajo unas estrictas condiciones, como por ejemplo el control de la calidad de las aceitunas, el método de extracción, etc. Este proceso da lugar a un aceite con unas cualidades organolépticas increíbles.

El segundo sería el aceite de oliva virgen, que aunque es un buen aceite no llega a alcanzar la calidad de un extra. Presenta algunos defectos en sabor, textura, color y olor.

El último sería el aceite de oliva, que está formado por una mezcla de aceites refinados. Durante muchos años ha sido el más común en las cocinas por su precio. Afortunadamente, con el tiempo hemos ido adquiriendo mayor conocimiento sobre aceite y valoramos más la calidad que el precio.

¿Por qué es más elevado el precio del AOVE ?

Tal y como hemos dicho antes, no se utilizan químicos para extraer el zumo de la oliva y por tanto el proceso es más complicado. Cada productor tiene su forma de obtener el AOVE, a grandes rasgos, la mayoría de productores siguen el siguiente proceso, aunque para lograr un aceite de oliva virgen extra como el comercializado por Cornicabra, es necesario un proceso aún más complejo y cuidado:

Las aceitunas recién recolectadas se llevan a la almazara, donde se retiran restos de hojas y se les da una ducha de agua para que el fruto quede totalmente limpio. Después se muelen hasta obtener una pasta densa, ésta se bate y se somete a un proceso de centrifugación en el que el aceite se separa del agua y de los residuos sólidos. Una vez finalizado, el aceite se lleva a las bodegas y se deja reposar para eliminar las posibles partículas que hayan quedado en suspensión.

El aceite, antes de ser envasado se testa mediante un panel de expertos en análisis sensorial. Es, a día de hoy, el único producto alimentario que debe pasar este test antes de ser comercializado.

Si quieres entender de una manera más técnica la diferencia entre AOVE y otros aceites, puedes leer nuestro artículo sobre los tipos de aceite de oliva.

Y recuerda, que si quieres que te mantengamos informado sobre temas relacionados, sólo tienes que suscribirte a nuestra newsletter.

Newsletter Cornicabra

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest