Bodegón dieta mediterranea Cornicabra.

Se llama DIETA MEDITERRANEA a la forma de alimentarse que es habitual en los países mediterráneos con unos alimentos propios de la zona. Pero no sólo es una pauta de alimentación, también representa la cultura, el estilo de vida equilibrado y una serie de costumbres.

En 2007, el Gobierno español propuso que la DIETA MEDITERRANEA entrara en la lista de Patrimonio Cultural de la Humanidad, pero la propuesta fue rechazada, finalmente el 16 de noviembre de 2010 fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

¿Cuáles son los beneficios de la DIETA MEDITERRANEA?

La DIETA MEDITERRANEA tiene muchísimas propiedades beneficiosas para la salud, pero principalmente destaca el tipo de grasa que se consume. En la dieta mediterránea es muy importante el consumo de aceite de oliva, producto rico en ácidos grasos monoinsaturados y de pescado rico en ácidos grasos Omega 3 (ambos ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares). Es por ello que, aunque en los países mediterráneos se consume más cantidad de grasa que en EEUU, la proporción de personas afectadas por enfermedades cardiovasculares es mucho menor porque estas grasas son más saludables.

Además, esta dieta también es rica en sustancias asociadas con efectos protectores frente a la mortalidad, como polifenoles estilbenos, presentes en la piel de uva y en el vino tinto y lignanos, que se encuentran en la aceituna, el aceite de oliva  virgen, las semillas de sésamo y los cereales integrales.

En 2012 se realizó un estudio con una muestra de 11.015 universitarios. En el se demostró que las personas que seguían una dieta mediterránea de manera regular, obtenían mejor puntuación en la escala “Health-Related Quality of Life (HRQOL)”. Y es que una alimentación basada en la DIETA MEDITERRANEA se asocia a un menor índice de obesidad abdominal  y disminuye el riesgo de diabetes, hipertensión, infarto o accidente cerebrovascular.

HRQOL es una escala relacionada con la calidad de vida, que incluye variables de salud, tanto físicas como mentales.

Para seguir una DIETA MEDITERRANEA se deben tener en cuenta las siguientes pautas:

  1. Consumir aceite de oliva, tanto para freír como en crudo.
  2. Beber mucha agua. También vino pero con moderación y durante las comidas
  3. Consumir abundantes alimentos de origen vegetal (frutas, verduras, legumbres y frutos secos).
  4. Ingerir diariamente alimentos procedentes de cereales (pan, pasta y arroz), especialmente los integrales.
  5. Los alimentos más adecuados son los frescos y de temporada.
  6. Consumir con moderación carne roja (preferiblemente en pequeñas cantidades y siempre mezclada con otros alimentos como verdura) y huevos (por las proteínas que contienen pueden ser una buena alternativa a la carne).
  7. Tomar a diario productos lácteos, sobretodo yogur y queso (si pueden ser quesos artesanos, mucho mejor).
  8. Consumir mucho pescado.
  9. Los dulces deben consumirse con moderación, lo mejor es sustituir los postres por fruta fresca.
  10. Realizar ejercicio a diario.

Ahora ya conoces los beneficios y las pautas de la DIETA MEDITERRANEA. Si decides seguirla y comer sano, puedes visitar la web de la FUNDACION DIETA MEDITERRANEA, encontrarás información sobre los productos de temporada, recetas, etc.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo? ¡Déjanos tu comentario!

Newsletter Cornicabra

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies