aceite_de_oliva_virgen_extra_cornicabra

El precio del aceite de oliva fluctúa constantemente. Te contamos como funciona este mercado para que puedas entender mejor el porqué de estas variaciones.

¿Cómo se establece el precio del aceite de oliva?

El mercado del aceite de oliva es complicado. Su funcionamiento se parece al del mercado de valores -más conocido como La Bolsa-, lo que implica que tanto productores como compradores deban estar informados en tiempo real sobre el precio en origen de los diferentes tipos de aceite. Para ello son necesarios sistemas de información como Poolred en España o Ismea en Italia.

El Sistema de Información de Precios en Origen “Poolred” es un procedimiento de recepción, almacenamiento, cálculo y difusión instantánea de datos relativos a precios, cantidades y características de las operaciones de compraventa a granel de aceite de oliva en el mercado de origen.

Cuando vamos a comprar al supermercado no percibimos estos cambios en el precio de manera repentina, porque cuando los distribuidores prevén que se acerca una subida de precios (ya sea por una mala cosecha como por otros factores), la amortiguan comprando más cantidad de producto antes de que esto suceda. En el caso de productores con capacidad limitada es distinto, al no poder producir mayor cantidad para almacenarla lo que hacen es subir el precio de manera progresiva para que los picos no sean tan notables.

Sin embargo, esta situación puede tener un limite en el que se agote incluso el aceite almacenado pero siga existiendo una demanda elevada, es en estos casos cuando el precio de venta se dispara.

¿Por qué estas variaciones afectan más a los aceites de calidad?

Son múltiples factores los que afectan al precio del aceite: factores climatológicos que dan lugar a malas cosechas, la demanda, la producción en otros países, el precio en otros países, etc. Pero es importante entender que estas variaciones no afectan por igual a todos los aceites.

Los aceites de mayor calidad son los más sensibles a los cambios en el precio.Tiene una explicación muy sencilla, para conseguir un aceite de máxima calidad debe primar justo eso, la calidad antes que la cantidad, esto requiere que se mime mucho la producción y como consecuencia, los costes aumentan. El hecho de que algunos productores tengan un margen mayor les permite manejar mejor las variaciones en el precio sin que sean tan notables. El coste de producción del aceite de oliva depende de muchas variables, entre ellas:

El tipo de cosecha: los aceites de oliva virgen extra de cosecha temprana tienen un mayor coste porque la aceituna todavía no está madura y es más difícil obtener el jugo.

El método de recogida: mecanizar la recogida de la aceituna hace que disminuya el coste pero en algunos casos puede afectar a la calidad del aceite por los golpes que recibe la aceituna.

La zona de cosecha: no es lo mismo la sierra, donde la climatología puede hacer disminuir la producción que una zona de loma con grandes extensiones de olivos.

El regadío: algunos productores prefieren cosechar con regadío “natural”, es decir, dependiendo de la lluvia. Pero esto hace más lento el proceso de maduración y puede disminuir la producción, elevando de manera considerable el coste. En cambio, con un regadío artificial intenso se disminuyen costes pero también la calidad del aceite.

Sabiendo todo lo anterior, si vas a comprar aceite y uno ha subido más el precio (no sientas que te están tomando el pelo) probablemente sea porque es de mayor calidad.

Si te ha gustado el artículo.. ¡déjanos tu comentario!

Newsletter Cornicabra

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies