ajenjo

El ajenjo (Artemisa absinthium) o también llamado popularmente “artemisia amarga”, es una planta herbácea medicinal originaria de las zonas con clima templado de Europa, norte de África y Asia occidental. Pero en la actualidad,ha pasado a cultivarse para comercio en distintos países debido a su gran popularidad y resistencia a climas adversos.

Se considera medicinal porque tiene propiedades curativas que ya conocían las antiguas civilizaciones de Egipto y Grecia. En la obra “Tesoro de pobres” (1644) el Maestro Pedro define al ajenjo como la madre de todas las hierbas. William Shakespeare también menciona el ajenjo en su obra “Romeo y Julieta” cuando la nodriza dice que utilizó ajenjo para destetar con su sabor amargo a Julieta.

La planta del ajenjo

Tiene la habilidad de crecer en suelos pobres, secos y lugares soleados. Normalmente crece espontáneamente en campos sin cultivar o colinas secas y rocosas.  Sus semillas son muy pequeñas, por ello se tienen que colocar en un lugar en el que no puedan ser arrastradas por el viento o la lluvia y cubiertas con un poco de tierra. También se puede reproducir mediante esquejes de las raíces. La planta del ajenjo es perenne, sus hojas son de color verde grisáceo y sus flores amarillas. Crece en forma de arbusto pudiendo llegar hasta el metro y medio de altura. Uno de sus principales componentes es la absintina, que le aporta ese sabor amargo tan característico.

Hoy en día, el ajenjo es un ingrediente imprescindible para la elaboración del vermut y también del licor de absenta.

Propiedades

Ha sido muy utilizado por sus propiedades digestivas. Gracias a componentes como la absintina y anabsintina estimula la producción de jugos digestivos. De ahí que sea muy recomendable en casos de falta de apetito, digestión lenta, parásitos intestinales, reumatismo, gota, enfermedades del hígado, etc. Por éste mismo motivo, el vermut se ha tomado siempre como aperitivo, para abrir el apetito antes de la hora de comer.

El ajenjo es tan efectivo que incluso se dice que en la antigüedad curaban el envenenamiento con belladona ingiriendo una tisana de ajenjo.

Como aplicación externa ha sido muy utilizado a modo de ungüento tanto para reducir el dolor muscular y de articulaciones, como para el tratamiento de heridas externas, úlceras y picaduras debido a su poder antiséptico.

Es una buena ayuda para aquellos que hacen dieta porque acelera el metabolismo, ayuda a eliminar toxinas y desinflama el aparato digestivo.

Contraindicaciones

Aunque tenga muchísimas propiedades beneficiosas lo mejor sería consumirlo bajo las recomendaciones de un nutricionista  o médico especialiado para conocer las contraindicaciones. Aquí os dejamos las tres más genéricas:

  • No lo pueden tomar las mujeres embarazadas.
  • Aquellas personas que tienen alergia a las plantas deben asegurarse primero si el ajenjo es una de ellas.
  • No se recomienda consumirlo en grandes cantidades durante más de cuatro semanas.

 

¿Qué te ha parecido nuestro artículo? Si conoces algo más sobre el ajenjo, ¡déjanos tu comentario!

Si lo que te interesa es estar informado sobre temas relacionados, puedes suscribirte a nuestra newsletter haciendo clic en la siguiente imagen.

Newsletter Cornicabra

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest