queso_oveja_cabra

El queso, un producto que parecía tan “sencillo” ha llegado a convertirse en un alimento gourmet. Hoy en día, podemos encontrar en las tiendas quesos de infinitas variedades y procedentes de distintos lugares del mundo. Pero…¿Cuál es la parte negativa de esto? con tanta variedad la decisión de compra se complica. Por ello, en Cornicabra creemos que es interesante conocer bien cada tipo de queso, su origen, sabor, y propiedades alimenticias. El tema es muy extenso así que, aunque os iremos hablando de todos los tipos, hoy nos vamos a centrar en el Queso de Oveja y Cabra.

Ambos, forman una mezcla perfecta porque tienen todas las propiedades y el sabor de dos quesos estupendos, pero en uno. Para que lo conozcáis, os contamos lo que aporta cada uno de ellos por separado, así podréis haceros una idea de lo interesante que es la fusión de dichos quesos.

Queso de oveja

El queso de oveja es de los más consumidos en los países mediterráneos como España, Francia, Italia o Grecia, que a su vez, son los principales productores. Además es un alimento muy recomendable para nuestra alimentación por la cantidad de beneficios que aporta. La leche de oveja, además de ser más rica en grasa y proteína que la de vaca, también contiene menos agua, lo que le aporta ese sabor y textura tan especial. Las propiedades más importantes del queso de oveja son las siguientes:

  • Es una buena fuente de vitaminas: principalmente del grupo B (importantes para un correcto funcionamiento del metabolismo) y contiene también vitaminas A, E y D.
  • Alto contenido en minerales: sobretodo hierro, zinc, calcio y fósforo.
  • Rico en proteínas: la proporción de proteínas varía según sea la curación del queso. Los quesos con mayor tiempo de curación contienen mayor concentración.
  • Es más digestivo: la leche de oveja contiene menos lactosa que la de vaca. Por ello es más adecuada para personas con intolerancias y problemas gástricos.
  • Contiene ácidos grasos (Omega 3): beneficiosos para el sistema cardiovascular, inmunológico y nervioso.
  • Contiene ácido linoleico conjugado (CLA): relacionado con la prevención de ciertos tipos de cánceres como el de colon.
  • Rico en acido fólico: lo que lo convierte en un alimento muy bueno para las embarazadas. En este caso es importante recordar que debe estar pasteurizado.

Queso de cabra

La mayoría de quesos de cabra se producen en Francia, de ahí que también sea popularmente conocido como “queso de chévre”.

A simple vista el queso de cabra se distingue fácilmente por su blanco intenso y su textura poco elástica. Se caracteriza por un sabor entre fuerte y picante, que aumenta (al igual que en todos los quesos) cuanto mayor sea el tiempo de curación. En cuanto a su composición, aunque el contenido en grasa es muy parecido al de los quesos de vaca, estudios recientes demuestran que el queso de cabra contiene más proteína. Los principales beneficios son los siguientes:

  • Es más digestivo: al igual que el queso de oveja porque contiene menos caseína y lactosa que la leche de vaca.
  • Buen aporte nutricional: tiene un alto contenido en vitamina A, vitamina D, calcio, fósforo, hierro, potasio, etc. Es un queso ideal para niños.
  • Es más bajo en calorías: y también en grasas saturadas por lo que es muy adecuado para aquellos que tengan problemas de colesterol.

 

Ahora que ya conoces la buena mezcla -tanto en sabor como en propiedades- que forman estos dos quesos, sólo falta que te animes a probarlo. Puedes encontrar queso mezcla de Cornicabra en nuestra tienda online, ¡Seguro que te encanta!

Y si lo que quieres es que te mantengamos informado sobre estos temas ¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Newsletter Cornicabra

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest